Los smartphones catapultan a la banda ancha móvil

En junio de 2011 ya había 13,96 millones de líneas de banda ancha en España.

Publicado el 20 Feb 2012

71605_45

Hace poco conocíamos que España es el segundo país europeo con más usuarios de smartphones, solo superado por Reino Unido. Un informe de comScore señalaba que el 46,3% de los usuarios de móviles usa un teléfono inteligente. Un porcentaje que seguramente haya aumentado tras la campaña de Navidad. Estos dispositivos se han convertido en un elemento fundamental de acceso a la Sociedad de la Información.
La imagen del teléfono móvil diseñado únicamente para llamar y mandar sms ha quedado obsoleta. Ahora contamos con aplicaciones y servicios que desempeñan papeles más importantes que los servicios tradicionales. ¿Dónde radica el éxito de estos equipos? El secreto puede estar en que se trata de herramientas personales de uso privado que no se comparten, como ocurre con otros gadgets presentes en el hogar. Ofrecen un alto nivel de privacidad, disponibilidad 24 horas al día, inmediatez y sencillez en su uso. Una ventana a Internet siempre abierta que hace las delicias de jóvenes y mayores. Ocio y profesionalidad en el bolsillo. El PC pierde peso a la hora de acceder a la Red, como demuestran los datos arrojados por Gartrner relativos al segundo trimestre de 2011. La consultora reveló que el año pasado, por primera vez, la venta de smartphones superó a la de ordenadores. Concretamente, alcanzaron los 107 millones de unidades durante abril, mayo y junio; las de PC quedaron en 85 millones. Los fabricantes, conscientes del enorme potencial del mercado de la movilidad, se han puesto las pilas para conquistar al mercado y arañar el mayor número de clientes. El ejemplo más claro es Android, que pasó de tener un 17,2% de cuota de mercado mundial en el segundo trimestre de 2010 a un 43,4%. Una subida interanual del 250%. El apoyo de fabricantes como HTC o Samsung ha sido providencial. Nokia ha protagonizado el descalabro pasando de una share del 41% a un 22%. Apple ocupa la tercera posición con un 18% de las ventas, por un 14% del Q2 de 2010. Si hay un sector especialmente ilusionado con la buena marcha del mercado de los smartphones es el de la banda ancha. El informe La Sociedad de la Información en España, publicado recientemente por la Fundación Telefónica, revela que la conexión por telefonía móvil de banda ancha ya tiene una cobertura del 13,1% de los hogares con acceso. Una cifra a tener en cuenta ya que la implantación de otras conexiones inalámbricas de banda ancha, como el Wi-Fi público, WiMax o vía satélite, quedan en un 8,6%. El estudio deja patente que el terreno con más avance en el número de líneas de banda ancha es el de la telefonía móvil, tanto en facturación como en número de usuarios que confían en esta modalidad. De hecho, el volumen de datos que circularon por las redes españolas creció un 118% hasta alcanzar los 64,3 millones de terabytes, según datos de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones relativos a su informe anual de 2010. La facturación ese año creció también un 30% en relación a 2009, llegando a los 1.959 millones de euros. El acceso a Internet móvil se produce por dos vías: conexión a la Red mediante datacards, módems USB o cualquier dispositivo que incluya una tarjeta SIM/USIM; o conexión mediante un teléfono móvil. Ambas opciones han registrado subidas. Las datacards ya se ocupaban de 3,6 millones de líneas en el primer semestre de 2011, un crecimiento del 12,9% con respecto a 2010. Un 59% de las mismas se destinan a entornos residenciales, por un 41% reservadas a los negocios. En el caso de las líneas vinculadas a una tarifa dedicada al acceso a Internet móvil, el número de éstas en los seis primeros meses del año pasado ya era de 10,46 millones. Un 20,2% más que en 2010. En total, el número de líneas de banda ancha móvil en junio de 2011 era de 13,96 millones en España. Cifra que superaba en un 18,29% a las que había en 2010, según datos provienen del informe sobre los meses de abril, mayo y junio de 2011 de la CMT. Las infraestructuras también han tenido que ir renovándose para acoger tales volúmenes de información. Y es que aunque existen otras modalidades de acceso móvil de banda ancha, como puede ser el satélite, o las tecnologías terrestres, la red celular es responsable del 99% del tráfico de banda ancha móvil en los países de la OCDE. Esto ha llevado a una evolución de la red móvil, que vive inmersa en un proceso continuo de renovación y evolución sin precedentes. Los datos de la GSA (Global Mobile Suppliers Association), actualizados el 4 de agosto de 2011, apuntan que ya hay más de 410 redes HSPA (tecnologías móviles de alta velocidad) en 162 países, 19 más que en abril de 2010. Más de dos tercios de estas redes HSPA soportan velocidades de descarga máximas de 7,2 Mbps, al menos, cuando hace poco el porcentaje de las que lo permitían apenas alcanzaba la mitad. Los jóvenes son los que más recurren al acceso a Internet desde el móvil a través te tecnologías 3G. Tanto es así que doblan a la media europea, con un 26% de penetración. Unos usuarios que consultan Internet en el móvil más a menudo que en un ordenador. Lo hacen con sesiones más cortas pero más frecuentes. Aquellos que se encuentran entre los 16 y los 24 años doblan en el uso de Internet móvil los que están entre lo 35 y los 44. Los hombres siguen conectándose más que las mujeres, aunque la participación de ellas ha crecido, según el informe de la Fundación Telefónica. En resumen, Internet sabe que tiene un nuevo aliado en los smartphones. Cada vez hay más usuarios, más aplicaciones, más posibilidades y más ofertas. Asimismo, la demanda de información no deja de crecer, por lo que contar con un dispositivo con acceso a la Red se ha vuelto indispensable para el uso personal y el profesional. Las compañías lo saben, las operadoras también. Un escenario tecnológico cambiante y en constante evolución en el que los servicios de banda ancha han encontrado un nuevo filón.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

Redacción

Artículos relacionados

Artículo 1 de 3