Mito caido

Publicado el 18 Jul 2002

Lo peor de hacerse mayor no es la vista cansada ni los dolores reumticos cuando cambia el tiempo. Lo peor de avanzar en direccin contraria a la juventud es la prdida de la cndida inocencia y la cada de los mitos de toda una vida que, como la hoja en otoo, no resisten ni el ms ligero viento de la revisin histrica.

Por ejemplo, resulta que una siempre haba pensado en el general Custer como un hroe heterodoxo, vestido con chaqueta de ante aderezada de flecos, cual hispnica y eurovisiva Salom pero en versin de Far West, capaz de morir con las botas puestas, sin despeinarse ni un pelo ni perder esa pcara sonrisa que slo Errol Flynn poda prestar a sus personajes.

Pues no. Craso error. Resulta que no slo no era ningn hroe sino que adems ser un exterminador de una minora oprimida (los indios, con perdn), segn nuestros parmetros actuales es polticamente impresentable.

Algo muy parecido ha ocurrido con Alexander Graham Bell, un seor al que millones de usuarios hemos venerado por legarnos un ingenio tan sublime como el telfono y del que debemos renegar al enterarnos que su gran aportacin a la historia de la humanidad fue despojar a su legtimo inventor, el italiano Antonio Meucci, del honor de aparecer en la Espasa Calpe en el apartado de grandes inventores.

De un plumazo, Bell ha pasado de ser padre del telfono al malo de la pelcula. Les resulta familiar?

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

R
Redacción RedesTelecom

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5