especiales

Qué es una VPN



Dirección copiada

Una red privada virtual es una tecnología que permite la conexión anónima, segura y privada a través de Internet. En este artículo te contamos cómo funciona, que tipos hay y sus ventajas e inconvenientes       

Publicado el 17 may 2024



Descubre qué es una VPN
Abstract background of digital technology and data flow with blue glowing light, in a high speed tunnel in space, a futuristic concept of big Data or internet network connection in the style of internet network flow.

Cada vez que navegamos por Internet dejamos un rastro en forma de datos. Estos datos son muy atractivos para los cibercriminales y aunque no podemos “ocultar” del todo nuestra presencia en la Red de redes, sí que podemos disfrazarla de alguna manera. Para ello contamos con las conexiones VPN, herramientas que permiten la privacidad, el anonimato y la seguridad online.

Qué es y cómo funciona una VPN     

VPN responde a las siglas de Virtual Private Network. Se trata de una red privada virtual que crea una conexión de red privada entre dispositivos a través de Internet.

Su funcionamiento consiste en ocultar las direcciones IP de los usuarios y cifrar los datos -en tiempo real-, que se envían o reciben a través de Internet para que nadie que no esté autorizado pueda leerlos, es decir, que resulten inaccesibles para terceros. Para entender el modo de operar debemos comprender primero cómo se producen las comunicaciones en el hogar. Así, para conectarnos a Internet en casa, cualquier dispositivo suelen comunicarse con un router o módem que conecta una vivienda con la operadora bien por cable o inalámbricamente. En el caso del móvil, el terminal incluye su propio módem y se comunica con la antena de telefonía.

Al router suelen conectarse los diferentes aparatos que tenemos en el hogar (móviles, consolas, ordenadores, etc) y cada uno posee su dirección IP local conformando una red local en la que se pueden compartir archivos y periféricos (como impresoras) sin necesidad de pasar por la Red de redes.

Una conexión VPN lo que permite es crear una red local sin necesidad que sus integrantes estén físicamente conectados entre sí, sino a través de Internet.

Una conexión VPN lo que permite es crear una red local sin necesidad que sus integrantes estén físicamente conectados entre sí, sino a través de Internet

Por otra parte, cuando utilizamos Internet desde nuestros dispositivos, estos se ponen en contacto con el operador que es el que conecta con los distintos servicios web. Sin embargo, en el caso de las VPN el tráfico de red sigue fluyendo desde el dispositivo al proveedor de Internet, pero de ahí se dirige directo al servidor VPN desde donde irá al destino. Idealmente la conexión está cifrada, de modo que el proveedor de Internet realmente no sabe a qué estás accediendo. A efectos prácticos, tu dirección IP es la del servidor VPN. Además, esta red funciona como un filtro que convierte todos los datos que pasan por él en texto incomprensible.

Principales pasos en el funcionamiento de una VPN

  1. Cuando te conectas a un servicio de red privada virtual, se vincula un cliente con un servidor VPN.
  2. El servidor aplica entonces un protocolo de cifrado a todos los datos que envías y recibes.
  3. El servicio VPN crea un “túnel” cifrado a través de Internet. Esto protege los datos que viajan entre ti y tu destino.
  4. Para garantizar que todos los paquetes de datos permanezcan seguros, una VPN los encierra en un paquete externo, que se cifra mediante encapsulación. Este proceso mantiene los datos seguros durante la transferencia y es el elemento central el túnel de la VPN.
  5. Cuando los datos llegan al servidor, el paquete externo se elimina mediante un proceso de descifrado.

Principales características de la tecnología VPN

Visto todo lo anterior queda claro que una conexión VPN redirige los paquetes de datos de la máquina / equipo del usuario a otro servidor remoto antes de enviarlos a terceros a través de Internet.

Para hacer esto, debemos analizar cuáles son las principales características de esta tecnología o componentes:

El túnel VPN         

Una red privada virtual crea un túnel de datos seguro entre una máquina local y otro servidor VPN situado a miles de kilómetros. Cuando se conecta, este servidor VPN se convierte en el origen de todos sus datos. Así, el proveedor de servicios de Internet (ISP) y terceros ya no pueden ver el contenido de nuestro tráfico de Internet (búsquedas, descargas, páginas visitadas, etcétera).

Una red privada virtual crea un túnel de datos seguro entre una máquina local y otro servidor VPN

El túnel VPN se crea autenticando primero al cliente (un ordenador, smartphone o tablet) con un servidor VPN. A continuación, el servidor utiliza uno de los varios protocolos de cifrado para asegurarse de que nadie pueda supervisar la información que viaja entre ti y tu destino online.

Hay que recordar que, antes de enviar y recibir datos a través de internet utilizando los servicios web del proveedor de Internet, deben dividirse primero en paquetes. Para garantizar que todos los paquetes de datos permanezcan seguros, una VPN los encierra en un paquete externo, que se cifra mediante un proceso llamado encapsulación.

Este paquete externo mantiene los datos seguros durante el proceso de transferencia y es el elemento central del túnel de la VPN. Cuando los datos llegan al servidor VPN a través de una VPN, el paquete externo se elimina para acceder a los datos que contiene mediante un proceso de descifrado.

Servidor VPN       

Una vez que se establece el túnel VPN, el dispositivo envía información cifrada (como el sitio web que se quiere visitar) al servidor VPN, un servidor estándar configurado con un software de VPN.  El servidor la descifra y reenvía la información al servidor web designado. También oculta la dirección IP real antes de enviar los datos. En su lugar, parecerá que tienes la dirección IP del servidor VPN al que te has conectado.

Cuando el servidor web responde, el servidor VPN cifra los datos y los envía a través de tu proveedor de servicios de Internet. El cliente VPN descifrará los datos una vez que lleguen a tu dispositivo.

Protocolos de cifrado VPN

El cifrado es un método que convierte un texto normal en un batiburrillo de código ilegible. Una clave, o descifrador, devuelve el texto a su estado normal, para que vuelva a ser información legible. Cuando se utiliza una VPN, sólo su dispositivo y el proveedor de VPN guardan la clave de descifrado. Cualquier otro que intentara espiarlo no vería más que una sopa de caracteres.

El cifrado AES de 256 bits se considera el mejor algoritmo de cifrado

Existen tres tipos principales de cifrado: hashing, criptografía simétrica y criptografía asimétrica. Aunque cada tipo tiene sus propios puntos fuertes y débiles, todos cifran los datos y metadatos para que resulten inútiles en manos ajenas.

El cifrado convierte un texto normal en un batiburrillo de código ilegible. Las conexiones VPN cifran los paquetes de datos.

Por otra parte, en el mercado hay distintos tipos de protocolos VPN cada uno de ellos con sus ventajas, por lo que la mayoría de los proveedores de VPN ofrecen al menos dos. Entre estos encontramos OpenVPN, NordLynx o IKEv2/IPSec. Veamos sus características.

OpenVPN es el protocolo de cifrado más popular y actualmente lo utilizan la mayoría de los proveedores de VPN del mundo. Uno de sus puntos fuertes es que es muy configurable. También ofrece un buen equilibrio entre velocidad y seguridad, ya que se puede utilizar tanto en puertos TCP como UDP. Aunque el puerto TCP es una opción más estable, el UDP es más rápido, y muchos usuarios lo prefieren para disfrutar de una experiencia de juego en línea y transmisión en directo sin interrupciones.

NordLynx destaca en privacidad y velocidad. Esta solución tecnológica está basada en WireGuard: el protocolo de tunelización más rápido que existe. Para ser tan veloz se sirve de 4.000 líneas de código, una cifra que destaca frente a las decenas de miles de líneas de otros protocolos VPN.

IKEv2 es un protocolo de tunelización que suele combinarse con IPSec para el cifrado. Es capaz de restablecer una conexión segura tras una caída de Internet y se adapta bien a los cambios de red. Esta funcionalidad podría ser útil para los usuarios de smartphones que cambian a menudo entre la Wi-Fi doméstica y las conexiones móviles o se desplazan entre puntos de acceso. En concreto, IPSec codifica los datos antes de enviarlos a través del túnel: es un conjunto de protocolos para proteger las comunicaciones por IP mediante la autenticación y el cifrado de todos los paquetes de una secuencia de datos. El servicio de VPN actúa como un filtro, lo que hace que los datos del usuario sean ilegibles en un extremo y sólo los descodifica en el otro, lo que evita el uso indebido de datos personales, incluso si la conexión de red se viera comprometida.

Junto a estos tres que son los más populares también podemos mencionar:

L2TP/IPSec. El protocolo de túnel de 2 capas (L2TP) es un método para transmitir datos de un dispositivo a otro. Como L2TP no ofrece ningún tipo de cifrado, casi siempre se combina con Internet Protocol Security (IPSec), que negocia las claves criptográficas para crear un entorno similar a una VPN. Es un protocolo altamente seguro, pero puede ser muy lento porque encapsula datos dos veces.

PPTP. Es el protocolo más utilizado y es compatible con miles de sistemas operativos y dispositivos. También es fácil de configurar, sin necesidad de instalar software adicional. Sin embargo, PPTP tiene décadas de antigüedad y no es tan seguro como otros protocolos disponibles hoy en día.

SSTP. Secure Socket Tunneling Protocol es una alternativa adecuada a los protocolos estándar en áreas donde las VPN están restringidas, porque puede evitar la mayoría de los firewalls. SSTP es similar a OpenVPN, pero es propiedad de Microsoft, lo que significa que no está disponible para auditorías independientes.

Shadowsocks. No es un protocolo de VPN, sino un proxy de túnel. Sin embargo, puede funcionar como un protocolo en clientes VPN. Se creó con el único propósito de eludir el gran cortafuegos de China. Es rápido, difícil de detectar y se puede utilizar para eludir la censura impuesta por el gobierno.

Tipos de VPN

Existen diferentes tipos de VPN, pero la mayoría de ellas se dividen en tres categorías:

VPN personal

La mayoría de las VPN de consumo son VPN personales. Son muy similares a las VPN que funcionan con acceso remoto, pero en vez de conectarte a una red restringida propietaria (como la de tu lugar de trabajo), te conectas a los servidores de los proveedores de VPN para navegar por Internet de forma segura y privada.

VPN de cliente o VPN abierta

En la VPN de cliente, el administrador de la red es responsable de establecer y configurar el servicio de VPN. El archivo de configuración se distribuye entonces a los clientes, o usuarios finales, que necesitan acceso. El cliente puede establecer una conexión VPN desde su ordenador local o dispositivo móvil a la red de la empresa.

VPN de punto a punto

Las VPN punto a punto o de sitio a sitio las utilizan principalmente las empresas, en particular las grandes corporaciones. Permiten a los usuarios de ubicaciones seleccionadas acceder a las redes de los demás de forma segura. De esta manera se conectar todas las oficinas y permite que diferentes sucursales compartan recursos e información de forma segura.

O sea, actúa como una red privada interna para empresas con múltiples ubicaciones separadas geográficamente. Conecta sin problemas y de forma segura diferentes intranets, lo que permite a los empleados compartir recursos entre diferentes redes internas. Para las aplicaciones distribuidas en todo el mundo, esta opción proporciona gran rendimiento.

Son complejas de implementar y no ofrecen la misma flexibilidad que las VPN SSL. Sin embargo, son las más eficaces para asegurar la comunicación dentro de y entre grandes departamentos.

VPN de acceso remoto o SSL  

Una VPN de acceso remoto permite a los usuarios conectarse a una red remota, generalmente utilizando un software especial. Se trata de una red privada virtual de capa de conexión segura (VPN SSL) que proporciona un acceso remoto seguro a través de un portal web y un túnel protegido por SSL entre un dispositivo privado y la red de la oficina. Para los equipos remotos de gran tamaño, puede resultar costoso suministrar a cada miembro un dispositivo de la empresa. En este caso, la VPN SSL se convierte en una opción más barata.

Hace que trabajar fuera de la oficina sea más seguro y fácil, ya que los empleados pueden acceder a los datos y recursos desde cualquier lugar.

Para qué sirve una red privada virtual o VPN        

Teniendo en cuenta las características y funciones de las conexiones VPN no es de extrañar que su utilidad sea relevante en entornos corporativos. Con la pandemia de Covid-19 proliferaron este tipo de comunicaciones para dar respuesta a la cantidad de personas que comenzaron a teletrabajar. No en vano, el uso más obvio de una conexión VPN es la interconectividad en redes que no están físicamente conectadas, como es el caso de trabajadores que están fuera de la oficina o empresas con sucursales en distintas ciudades que han de acceder a una única red privada. Gracias a las VPN, la entrada está protegida, la conexión previsiblemente cifrada y el empleado tiene el mismo acceso que si estuviera presencialmente en su puesto de trabajo.

Aunque este es el uso más habitual de las virtual private networks, últimamente se han popularizado otros como evitar la censura y bloqueos geográficos de contenido falseando dónde se encuentra el usuario en cuestión. Como hemos explicado antes, el dispositivo se comunica con un servidor VPN que es el que habla con Internet. El dispositivo puede estar en un punto del mundo, el servidor en otro que es donde los servidores web creen que es donde realmente se encuentra el individuo. Por la misma razón, también las conexiones VPN también se emplean para descargas P2P (Peer to Peer), en otras palabras, esos programas que permiten a los usuarios de Internet conectarse entre sí y compartir archivos que están en sus ordenadores (eMule, Soulseek o BitTorrent).

Asimismo, se suele recurrir a ellas cuando se busca una mayor seguridad ya que es común que las conexiones VPN vengan acompañadas de un cifrado de los paquetes que se transmiten con ellas. De ahí que se recomiende su uso cuando para conectarse a Wi-Fi públicas, por ejemplo.

En definitiva, una red privada virtual se utiliza para transmitir datos de forma segura y anónima a través de redes públicas. Y sus tres funciones principales son privacidad, anonimato y seguridad. Gracias a estas prestaciones, y resumiendo, una VPN resulta una gran aliada para el acceso a una red inalámbrica pública, para conectarse al contenido de casa mientras se viaja, disfrutar de contenido en streaming sin ralentizaciones, privatizar la conexión y librarla de ataques mientras jugamos y compramos online y, en general, navegamos por Internet.

Ventajas de las VPN

A grandes rasgos, las conexiones VPN ofrecen las ventajas de la red local con una mayor flexibilidad, pues la conexión es a través de la Red de redes y puede ser de una punta del mundo a la otra.

Además, son comunicaciones que funcionan en todas las aplicaciones al enrutar todo el tráfico, a diferencia de los servidores proxy que sólo puedes usar en el navegador web y un grupo de aplicaciones. Y se conectan y desconectan fácilmente.

Unido a todo lo anterior podríamos destacar una serie de beneficios de las conexiones VPN:

Privacidad  

Las VPN utilizan el cifrado para mantener la privacidad de información confidencial como datos personales, contraseñas, información de tarjetas de crédito e historial de navegación, en especial cuando se conecta a través de redes Wi-Fi públicas.

El hecho de cambiar la dirección IP, ocultar la ubicación virtual y cifrar la conexión aumenta la privacidad online

Los servidores de VPN principalmente actúan como sus servidores proxy en Internet. Debido a que los datos de ubicación demográficos provienen de un servidor en otro país, su ubicación real no se puede determinar. A esto se suma que, en la mayoría de los casos, los proveedores de estos servicios no guardan registros sobre sus actividades. Por otra parte, algunos proveedores registran su comportamiento, pero no transmiten esa información a terceros. Esto significa que cualquier registro potencial de su comportamiento de usuario permanece oculto de manera permanente.

Eso sí, una VPN no puede ocultar ninguna información que decidas mostrar, como las publicaciones en redes sociales o la información que facilitas voluntariamente para registrarte en sitios web.

Anonimato 

Una dirección IP contiene información sobre la ubicación y la actividad de navegación. Todos los sitios web de Internet rastrean estos datos por medio de las cookies y otras tecnologías similares. De esta manera, se puede identificar al usuario cada vez que los visite. Una conexión VPN oculta la dirección IP para que permanezca en el anonimato en Internet, es decir, mantiene la privacidad del historial de búsqueda. Así, protegen de la vigilancia digital, evitando que el proveedor de Internet sepa qué haces y dónde te encuentras y que rastree comentarios y conversaciones en la Red de redes.

Mayor seguridad

Las VPN utilizan la criptografía para proteger la conexión a Internet de accesos no autorizados. También puede actuar como mecanismo de cierre, al finalizar programas preseleccionados en caso de actividad sospechosa en Internet. Esto disminuye la probabilidad de que los datos se vean comprometidos. Estas características brindan a las empresas la posibilidad de dar acceso remoto a los usuarios autorizados a través de sus redes empresariales.

La VPN funciona creando una conexión cifrada segura entre tu dispositivo y el servidor remoto para que tus datos puedan viajar en secreto

Una conexión VPN, pues, disfraza los datos en línea y los protege del acceso externo. Para leer los datos, se necesita una clave de cifrado. Sin ella, le llevaría millones de años a una computadora descifrar el código en caso de un ataque de fuerza bruta.

En general podríamos decir que una VPN protege al usuario de las ciberamenazas, como los ataques man-in-the-middle, el rastreo de paquetes y las redes Wi-Fi peligrosas. Igualmente, concede la posibilidad de compartir archivos de forma segura en casa o en el trabajo gracias al cifrado de la conexión.

Sin restricciones geográficas

Una conexión VPN evita la censura y las restricciones online, además de permitir acceder a servicios de streaming en todo el mundo. Por ejemplo, si viajamos fuera de nuestro país de origen, es posible que los servicios de streaming de pago no estén disponibles debido a las condiciones y regulaciones contractuales. Una conexión VPN hace posible cambiar la dirección IP desde el país de origen y permitir el acceso a los programas favoritos del internauta desde donde nos encontremos.

Transferencia segura de datos

Si se trabaja de forma remota, se puede necesitar acceder a archivos importantes en la red de una empresa. Por razones de seguridad, este tipo de información requiere una conexión segura. Para obtener acceso a la red, a menudo se requiere una conexión VPN. Los servicios de VPN establecen conexiones con servidores privados y utilizan métodos de cifrado para reducir el riesgo de filtración de datos.

Inconvenientes de las VPN      

Un servidor de VPN puede capturar todo el tráfico, guardar registros de lo que se hace en la Red de redes o vender el ancho de banda. Y es que, una VPN es tan segura y útil como su proveedor. Esto quiere decir que no es segura al cien por cien, como tampoco proporcionan anonimato. Usarla no supone que la navegación sea anónima, ni tampoco que se pueda falsear la ubicación siempre, sobre todo si recurrimos a móviles que, a día de hoy, permiten triangular tu localización más allá de la dirección IP.

De hecho, no hay protección contra cookies. Aunque la protección de una VPN ofrece privacidad y cifrado, no puede bloquear las cookies, algunas de las cuales son necesarias para que los sitios funcionen correctamente. Es posible que las cookies de seguimiento sigan almacenándose en el navegador e identifiquen quién es usted.

A ello hay que añadir el precio porque, aunque hay en el mercado VPN gratuitas, en muchas ocasiones, la fiabilidad de estas propuestas queda en entredicho.

Y la velocidad. La diferencia entre conectarte a Internet directamente o que los datos tracen una ruta que atraviesa medio mundo puede ser enorme. Si tu servidor VPN está muy lejos, experimentarás mucha latencia a la hora de navegar por la red. Además de latencia, es normal que la velocidad de descarga y subida máxima estén limitadas.

Asimismo, algunos negocios comprueban cómo las VPN dan a sus usuarios carta blanca para acceder a los contenidos. Para combatir esto, las compañías están empezando a bloquear el acceso a las direcciones IP de VPN conocidas, Pero no es fácil vencer en esta lucha, ya que a las VPN les basta con activar nuevas direcciones IP.

VPN gratuitas y VPN de pago            

En el mercado existen VPN gratuitas y de pago. Has de saber que existen diferencias entre unas y otras más allá de su rasgo diferenciador más importante: el precio.

VPN gratuitas

Las VPN gratuitas son útiles si contamos con un presupuesto limitado. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la principal fuente de ingresos de los proveedores de VPN gratuitas es la publicidad. Es de esperar que la publicidad dirigida o el registro de datos y las políticas de venta estén ocultas en los términos y condiciones. Tiene que ganar dinero de alguna manera y en algunos casos pueden recurrir a vender datos de los usuarios.

Además, debe considerarse que la mayoría de las VPN gratuitas:

  • No ofrecen los protocolos VPN más actualizados
  • No ofrecen soporte técnico de calidad
  • Tienen poco ancho de banda y una velocidad más lenta para los usuarios gratuitos
  • Tienen una tarifa de desconexión más alta
  • Tienen una distribución geográfica limitada de los servidores VPN

VPN de pago

En las VPN de pago abonas una cuota mensual que puede ir desde un par de euros hasta más de 10 euros y obtienes las credenciales para iniciar sesión en su servicio y con frecuencia un cliente VPN oficial propio. Aunque el precio medio está en los 10 dólares, puede ser más bajo si se opta por una suscripción anual, en lugar de mensual. También influyen el proveedor, las funciones que ofrece y los descuentos o promociones.

Existen multitud de proveedores VPN entre los que elegir, para evaluar cuál se amolda más a nuestras necesidades hemos de valorar aspectos como:

  • Políticas de registro: los mejores proveedores tienen políticas de registro mínimas o nulas para evitar la violación de datos por su parte.
  • Software actualizado: las conexiones VPN más recomendables utilizan el último protocolo de túnel como OpenVPN, un software de código abierto que es compatible con los principales sistemas operativos y que proporciona una seguridad más sólida.
  • Límite de ancho de banda: todos los servicios tienen limitaciones de uso de datos. Por eso hay que fijarse en este aspecto a la hora de elegir un proveedor de VPN que cumpla con las necesidades de datos dentro del presupuesto.
  • Ubicación de los servidores VPN: hemos de asegurarnos de que el proveedor de VPN tiene un servidor ubicado en el país donde necesita acceso a Internet privado.

Así las cosas, a la hora de elegir una VPN hay que valorar tres aspectos: velocidad, seguridad y privacidad. O, dicho de otra manera, si se ofrece una conexión rápida, se protegen los datos y se respeta la privacidad. Además, hay que tener en cuenta la reputación de esa conexión, la política de privacidad, el hecho de que ofrezca IP compartidas, que el proveedor cuente con mayor número de servidores y que tenga un estándar de cifrado y un protocolo de seguridad robusto, como principales factores a considerar.

¿Qué debe hacer una buena VPN?

  • Cifrado de la dirección IP: la función principal de una VPN es ocultar su dirección IP de su ISP y otros terceros. Esto le permite enviar y recibir información en línea con la tranquilidad de que nadie, excepto tú y el proveedor de la VPN, tendrá acceso a lo que hagas.
  • Cifrado de protocolos: una VPN debe ayudar a no dejar rastros como cookies e historiales de búsquedas y navegación. El cifrado de cookies es especialmente importante porque impide a terceros obtener acceso a información confidencial como datos personales, información financiera y otros contenidos en los sitios web.
  • Kill switch: si la conexión VPN se ve interrumpida repentinamente, su conexión segura también se verá interrumpida. Una buena VPN puede detectar este tiempo de inactividad repentino y finalizar los programas preseleccionados, lo que reduce la probabilildad de que se comprometan los datos.
  • Autenticación de dos factores: al utilizar una variedad de métodos de autenticación, una VPN fuerte verifica a cualquiera que intente iniciar sesión. Por ejemplo, se le podría pedir que ingrese una contraseña, luego de lo cual se envía un código a su dispositivo móvil. Esto le dificulta el acceso sin permiso a terceros a tu conexión segura.

Cómo configurar una VPN       

Hay dos formas habituales de acceder a los servicios VPN para particulares:

1. Utilizar un proveedor de VPN

Se puede elegir un servicio de VPN al que se pueda acceder desde un navegador o descargar una aplicación o software en el dispositivo. Se trata de servicios de suscripción que suelen cobrar por dispositivo. Por lo tanto, pueden ser bastante caros de configurar. Además, hay que configurar cada dispositivo individualmente.

2. Utilizar un enrutador VPN

Esto implica la compra de un enrutador con una conexión VPN preinstalada o la instalación de un software VPN en el enrutador de casa. La ventaja de este método es que todos los dispositivos que acceden a Internet a través de este enrutador quedan protegidos de forma automática.

Esta opción de una VPN configurada en el router es especialmente útil si quiere proteger dispositivos con una configuración de internet que no sean fáciles de configurar, como ser los televisores inteligentes. También ayuda a acceder a contenidos con restricciones geográficas en sus sistemas de entretenimiento en el hogar.

Suele ser fácil de instalar, siempre proporciona seguridad y privacidad e impide que la red se vea comprometida cuando se conectan dispositivos inseguros. Sin embargo, puede ser más difícil de manejar si el router no tiene su propia interfaz. Esto puede resultar en el bloqueo de las conexiones entrantes.

VPN en el ordenador

En general, las VPN se pueden usar de tres maneras en un ordenador. Puede añadirse automáticamente desde los ajustes, instalar aplicaciones con ellas o simplemente recurrir a las extensiones VPN. Prácticamente todos los sistemas operativos actuales permiten conectarse a una conexión VPN sin necesidad de instalar nada adicional y lo único que se precisa son los datos de acceso del proveedor de VPN (o de tu empresa), la dirección el servidor, el tipo de VPN y las credenciales de usuario.

Windows

Desde la versión XP no hace falta instalar nada adicional. No obstante, el soporte para los distintos tipos de cifrado es más básico cuanto más antigua sea la versión de Windows.

Mac   

Mac OSX también cuenta con soporte para estas conexiones.

Linux

Para conectarte a un servidor VPN desde Linux necesitarás tener instalado el paquete network-manager-vpnc, que no viene por ejemplo instalado por defecto en Ubuntu. Para instalarlo puedes recurrir al gestor de software específico de tu distribución o la línea de comandos.     

Prácticamente todos los sistemas operativos actuales permiten conectarse a una conexión VPN sin necesidad de instalar nada adicional.

Por otra parte, la mayoría de los navegadores, incluidos Google Chrome y Firefox, admiten extensiones VPN. Algunos como Opera tienen sus propias extensiones VPN integradas. Las extensiones hacen que sea más fácil para los usuarios cambiar rápidamente y configurar su VPN mientras navegan por internet. Sin embargo, la conexión VPN sólo es válida para la información que se comparte en este navegador. La VPN no puede cifrar otros navegadores u otros usos de la Red de redes (por ejemplo, juegos en línea).

VPN en el móvil    

Las VPN también se pueden instalar en un smartphone. Es más, se recomiendo navegar por la red con una VPN activada para encriptar el tráfico online y evitar los ciberataques. Los dispositivos móviles son vulnerables a los ciberataques y ¡también deben estar protegidos!

Ahora hay muchos proveedores de conexiones VPN para teléfonos inteligentes que mantienen anónimo el tráfico de datos móviles. Se pueden encontrar proveedores certificados en Google Play Store o App Store de iOS.

El proceso de configuración suele ser muy sencillo e intuitivo. Normalmente se descarga la aplicación y se siguen los pasos que nos van indicando. Los ajustes predefinidos están mayormente diseñados para el usuario promedio de teléfonos inteligentes. No obstante, existe una configuración más avanzada para clientes que requieren un grado de protección más alto, permitiendo seleccionar protocolos para el método de cifrado.

Las VPN también se pueden instalar en un smartphone.

Por otra parte, si se quiere falsificar la ubicación, el cambio de servidor normalmente se hace de forma manual. Simplemente hay que seleccionar el país deseado de la oferta.

La aplicación también puede incluir funciones de diagnóstico y otras herramientas por lo que conviene, antes de suscribirse, conocer estas funciones para encontrar la VPN que se ajuste a nuestras necesidades.

Seguidos estos pasos y seleccionadas las opciones, para poder navegar por Internet de manera segura sólo hay que activar la conexión VPN mediante la aplicación.

Android

También Android cuenta con su propio cliente de VPN, aunque el modo para acceder a él puede variar ligeramente según la versión instalada y las modificaciones en los menús que haya hecho el fabricante.

IoS    

En iOS, el proceso es algo más sencillo. Para conectarte a un servidor VPN desde un iPhone o iPad basta con ir a Ajustes y seleccionar esta conexión.

El uso de VPN en empresas               

Las VPN son una forma económica, de alta velocidad y segura de conectar usuarios remotos a la red de la oficina. Dado que las conexiones VPN se realizan generalmente a través de la red pública de Internet, proporcionan a las empresas un acceso privado a Internet de gran ancho de banda en comparación con los costosos enlaces LAN o WAN (red de área amplia) o los enlaces de marcación remota de larga distancia.

En el entorno corporativo, las empresas utilizan los diferentes tipos de VPN que hemos explicado anteriormente: VPN SSL, de punto a punto o abierta. No obstante, una VPN para empresas es una solución personalizada que requiere una configuración personalizada y soporte técnico. La VPN generalmente la crea el equipo de TI. Como usuario, no tiene influencia administrativa de la VPN en sí y sus actividades y transferencia de datos están registradas por su empresa. Esto le permite a la empresa minimizar el riesgo potencial de una fuga de datos.

La principal ventaja de una VPN empresarial es una conexión completamente segura a la intranet y servidor de la empresa, incluso para empleados que trabajan fuera de la empresa utilizando su propia conexión a Internet.

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5