TELLABS IBERIA: Ricardo Miranda-Naón, Regional Director

“Los operadores deben entender qué hace el cliente y qué necesita”

Publicado el 31 Ene 2012

52345_53

Los operadores están volcados en la puesta a punto de sus infraestructuras para servicios basados en LTE. Parece ser que, frente a anteriores ocasiones, en el caso de la 4G el punto más crítico no está tanto en el acceso radio como en invertir en el backhaul, ¿cuáles son los elementos críticos a resolver al desplegar redes móviles 4G?
Efectivamente los operadores están invirtiendo para desplegar en servicios de 4G y uno de los puntos clave va a ser el backhaul. Cuando se saltó de las redes de segunda generación a las de tercera generación el backhaul era un aspecto más a tener en cuenta, pero no el más relevante. Ahora, con la aparición de una Internet móvil han cambiado las tornas, todo el mundo quiere navegar y eso hace que exista una gran demanda de ancho de banda; el resultado es un uso más intensivo del espectro, se requiere más ancho de banda y, por otra parte, se asiste a la compartición de nodos. Si lo analizamos desde esta perspectiva, antes desde un nodo se enviaba tráfico a la estación base, pero ahora hay varios operadores y cada uno de ellos tiene un flujo importante, de ahí que buena parte del éxito resida en gestionar el backhaul. Es decisivo que el backhaul tenga escalabilidad y capacidad para que opere con tiempos, porque todas las previsiones sobre la evolución de las redes móviles han sido superadas.

¿En qué situación quedan los despliegues existentes?
El backhaul debe garantizar la suficiente flexibilidad para que toda la infraestructura heredada que se desee mantener se pueda incorporar. Hay que afinar con las tecnologías que se escoge pensando en que deben perdurar, ahora el futuro lo marcan las soluciones IP MPLS que permiten facilidad de crecimiento y son competitivas, además de las soluciones multiservicio para que los operadores saquen partido a las infraestructuras de antaño.

El pasado mes de julio, Yoigo anunciaba que seleccionaba Tellabs para su red troncal móvil 3G en España. Los operadores confían en seguir amortizando las redes de tercera generación durante mucho tiempo…
Sí, sí, fíjate que hoy día todavía están en funcionamiento las redes de segunda generación y las GSM porque también dan negocio. Cuando hablamos de redes no solo debemos pensar en la infraestructura y en si está o no amortizada, hay muchos otros factores a tener en cuenta, los operadores suelen ser empresas públicas que cotizan en bolsa y deben dar resultados positivos, por mucho que invertir en 4G sea el futuro tienen que ser cautelosos a la hora de invertir y acertar a desplegar justo cuando la demanda del mercado lo justifique.
Ahora mismo, la 4G solo tiene sentido en mercados específicos como Madrid, Barcelona, grandes centros urbanos y puntos localizados del sector empresarial.

El mercado español se caracteriza por contar con un amplio parque de móviles, estamos ya en los 50 millones de números, pero también por tener un ARPU no demasiado elevado y estar acostumbrados a disfrutar de tarifa plana en Internet, ¿qué aspectos deben cambiar para garantizar que Internet móvil sea un negocio rentable?
Si miras los movimientos estratégicos de los operadores comprobarás que todos miran a la competencia antes de aventurarse a dar ningún paso novedoso. Aún así vemos algún anuncio que nos da pistas como es la creación de la división Telefónica Digital por parte de Telefónica. Todos los operadores, y el sector telcos en general, están volcados en encontrar nuevas aplicaciones al ancho de banda. Una de las razones porque las que cae el ARPU es porque muchos operadores dan canutos gigantescos que sirven para generar oportunidades a compañías como buscadores, proveedores de contenido, redes sociales o VoIP gratuito, éstos sacan partido a los planes de los operadores mientras los últimos ven caer su ARPU. Los operadores tendrán que personalizar más los servicios, diferenciar su oferta y para ello deben entender qué hace el cliente y que necesita.
Tellabs tiene herramientas para ver las búsquedas de los usuarios y así ofrecerles distintas propuestas según su perfil. Hay que monetizar los grupos, extraer información sobre ellos dentro del marco legal vigente, por supuesto, y analizarla para proponerles soluciones y servicios que les interesen. Todo esto lo que implica es una mayor inteligencia de la red, tarifas diferenciadas, servicios personalizados y monetización de los operadores.

¿El aumento del tráfico de datos obligará a los operadores a apostar definitivamente por la infraestructura IP?
Desde luego, el backhaul tiene que ser IP. Hasta ahora ha sido mezcla de varios tipos de redes, pero las mejoras de ARPU que hemos mencionado anteriormente solo se conciben con un entorno donde la red sea IP. Es un paso lógico, porque IP permite mayor flexibilidad y permite un coste total de la propiedad de la red menor comparada con otras, además de que su capacidad de crecimiento y rendimiento es más fácil. Otra de las ventajas de las redes IP es que te permiten incorporar las tecnologías más antiguas, está claro que no habrá una migración inmediata y abrupta de 3G a 4G, con lo cual los operadores deberán contemplar las opciones de una migración a IP, pero conservando lo que tienen. La cuarta generación móvil va por IP necesariamente.

Al entrar en la 4G, los operadores además de administrar sus redes y el tráfico de las mismas, deben administrar las aplicaciones –el flujo de vídeos y los juegos en línea a la navegación, los servicios multimedia– pero para ello la inteligencia de la red debe ser mayor. ¿Los operadores están moviéndose en esta dirección?
Sí, sí, se están moviendo en la dirección de entender qué pueden hacer en su red para acercarse más a las necesidades de los clientes; hay que darles un servicio diferente y conocer sus preferencias y si no hay inteligencia en la red no tienes posibilidades de acercarte al cliente. Paralelamente hay que dimensionar la red para que el servicio diferenciado tenga calidad, para ello el operador debe contar con diferentes plataformas que permitan hacer análisis de la red en profundidad.

Hace tan solo dos meses presentaban al mercado Tellabs Insight Analytics, que permite medir la experiencia del usuario a nivel de sesión desde el dispositivo hasta Internet móvil, facilitando a los operadores el análisis del comportamiento de sus suscriptores, ¿qué peso tiene esta área dentro de la empresa?
Llevamos un par de años ofreciendo estos servicios y la competencia también se está moviendo en esta línea. Este tipo de servicios es posible gracias precisamente a la extensión de IP.
Hoy día las ventas no representan una cifra significativa en el total de ingresos de la empresa pero es un segmento que está creciendo bastante y genera una línea de negocio importante porque aporta a los operadores herramientas para mejorar el ARPU de los clientes.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

L
Cristina López

Artículos relacionados

Artículo 1 de 2