Recuperar los datos sin que el reloj nos pase factura

Qué hacer cuando se pierden datos críticos para el negocio de una compañía y cómo actuar cuando surge un incidente no previsto han sido los dos temas centrales debatidos en una mesa celebrada por REDES&TELECOM. Las principales conclusiones apuntan a la prevención como el sistema más seguro para enfrentarse a tales situaciones.

Publicado el 24 Mar 2011

85516_59

REDES&TELECOM ha reunido a fabricantes de software y proveedores de soluciones encaminadas a recuperar información como Acronis Software España, Ondata International, StorageCraft y Recovery Labs, para analizar en un encuentro “Cómo remontar la empresa tras la pérdida de datos críticos para el negocio”.

Entre los diferentes argumentos expuestos destaca como uno de los más relevantes y coincidentes entre los ponentes el de tratar de anticiparse a los posibles incidentes que puedan suceder en una compañía, con una adecuada política de prevención. En este sentido, Enrique Francisco, director de marketing de Recovery Labs, comenta que las empresas pecan de confiadas: “Muchas veces levantan el teléfono para solicitar nuestra ayuda cuando ya no encuentran ninguna salida a su problema. Para la mayoría de las compañías somos el último eslabón de la cadena de continuidad de negocio, cuando deberíamos ser vistos como el primero, es decir, como aquel elemento a tener en cuenta inicialmente para que la empresa funcione aunque su sistema caiga temporalmente”.

Por su parte, Alfredo Ruiz González, gerente de Ondata International, comparte la idea de que las empresas se muestran relativamente confiadas y satisfechas con la inversión que realizan en tecnologías encaminadas a asegurar la buena marcha de su negocio, aunque reconoce que “hay que diferenciar claramente entre compañías según su tamaño y su core empresarial; así nos encontramos con grandes corporaciones que disponen de sistemas de protección ‘a la última’, redundados y con equipos de réplica ubicados en instalaciones diferentes, además de realizar duplicación de datos continua y en espejo, mientras que también existe un nutrido número de pymes, principalmente, que reducen su sistema de seguridad a lo más elemental”.

Albert Barnwell, Country Manager Iberia de Acronis, ahonda en la idea de qué papel juega en el negocio de la empresa la recuperación de los datos: “puede darse el caso de una micropyme -que por volumen de empleados y facturación no parece ser la más proclive a invertir en asegurar sus sistemas- que esté concienciada de la importancia de contar con tecnología porque su negocio se apoye en la venta online, por ejemplo”.

La crisis ha sido otro de los puntos a tratar en el debate. Cécile Cathala, Country Manager para España de StorageCraft, cree que la situación económica actual ha contribuido a favorecer el movimiento en este mercado por dos razones. “La primera porque algunas grandes cuentas, que ya contaban con sistemas de recuperación de datos, se han visto en la necesidad de replantearse su inversión en equipos de alta disponibilidad y han optado por sustituir esta tecnología por otra más barata, como la que ofrecemos proveedores como los aquí reunidos. La segunda causa es que las ventas de software de back up no han notado un caída significativa, sino una discreta ralentización en la etapa de puesta en marcha de proyectos, porque este es un mercado que está madurando ahora y le queda por delante un largo recorrido con una primera fase que será de claro crecimiento”.

Tiempo de recuperación
Al hablar de recuperación de datos, uno de los temas que más preocupan a los clientes es saber cuánto tiempo tardarán en volver a contar con su información crítica. En este campo la primera variable a tener en cuenta “es precisamente el nivel de criticidad de los datos perdidos, de manera que cuando se trata de invertir en tecnología que proteja información vital para la marcha del negocio los argumentos a favor crecen, pero cuando la partida de dinero es para asegurar datos porque te obliga la LOPD y que son secundarios para la línea estratégica de la empresa, entonces el esfuerzo por realizar un desembolso es menor”, argumenta Alfredo Ruiz desde Ondata International.
“Según el nivel de criticidad de los datos manejados así será el tiempo que la empresa pueda trabajar sin contar con ellos; cada vez es más demando por las compañías un compromiso por parte de los proveedores de cumplir estrictamente con un RTO (Objetivo de Tiempo de Recuperación)”, aclara Cécile Cathala de StorageCraft. “Ese es uno de los argumentos que permite al cliente decantarse por un producto u otro, aquel que permita recuperar un negocio en dos horas estará por delante del que ofrezca márgenes de 24 o 48 horas”.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

L
Cristina López

Artículos relacionados

Artículo 1 de 3