3.000 millones de euros para digitalizar la gestión del agua

Es el presupuesto asignado, entre fondos públicos y privados, para el Perte puesto en marcha por el Gobierno de España. Los sistemas de monitorización serán fundamental para el avance de las smart cities.

Publicado el 23 Dic 2022

3.000 millones de euros para digitalizar la gestión del agua. Adobe Stock.

La digitalización de la gestión del agua es una de las cuentas pendientes de España. Sin embargo, tras las inversiones aprobadas en 2022, se espera que el año que próximamente comenzará sea el momento de un gran cambio de modelo. El Gobierno aprobó en marzo un PERTE de 3.000 millones de euros para ello y la previsión es que, durante este 2023, se creen 3.500 puestos de trabajo relacionados con la digitalización del ciclo del agua. Una introducción de la tecnología que desde el sector TIC se celebra.

El problema de la sequía viene generando problemas económicos y medioambientales en diferentes zonas de España como Andalucía o Cataluña desde hace meses. Las altas temperaturas de todo el verano y la escasez de precipitaciones pusieron en alerta a medio país. En el caso de Andalucía se calculó una caída del 50% en la producción de aceite como consecuencia de la ausencia de precipitaciones.

Por ello, en plena era digital, son muchas las ciudades que ya están apostando por el respaldo tecnológico para mejorar la gestión de sus recursos. También en el área medioambiental, pues la correcta gestión de estos permite anticiparse a posibles etapas de crisis. Los sistemas de monitorización, uno de los más comunes en las empresas para procesar, organizar y analizar datos en tiempo real, ya funciona como escudo ante situaciones difíciles y como ayuda a la hora de gestionar la información.

“Los sistemas de monitorización mejoran la efectividad de cualquier plantilla de trabajadores. Y, por lo tanto, la gestión de los recursos que se tienen. Monitorizar con la tecnología actual cómo es el descenso de los embalses, el nivel de precipitaciones comparado con las cifras habituales de la sequía o incluso conocer si está aumentando notablemente el consumo de agua en los domicilios puede ayudar a anticiparse a escenarios como el de la sequía actual”, indica Sancho Lerena, CEO de la tecnológica española Pandora FMS.

Este tipo de mecanismos son cada vez más comunes. Si bien en el mundo empresarial suele ser más habitual, también las administraciones se están adaptando como indican desde la compañía. Según datos de la empresa española, la monitorización puede llegar a triplicar la velocidad de respuesta ante cualquier situación crítica.

Elemento clave de las smart cities

“La monitorización será fundamental para las conocidas como smart cities, que dentro de unos años serán el objetivo de toda urbe o zona rural”, reconoce Lerena, que destaca la importancia de la obtención de datos en tiempo real y su gestión para el buen funcionamiento de sistemas hídricos, de transporte e incluso de depuración de aguas. 2023, y los fondos procedentes de Europa, se sitúa como un año clave en este cambio de modelo.

Empleo de la monitorización

Sin ir más lejos, en Andalucía ya hay proyectos que reflejan el poder de la monitorización. La ciudad de Málaga puso recientemente en funcionamiento un piloto por el cual se controla la actividad de los contadores de 8.000 hogares con personas de la tercera edad o dependientes. Mediante este sistema, la administración podrá detectar comportamientos inusuales como aquellos hogares de residencia habitual donde no se consuma nada de agua durante mucho tiempo o, por el contrario, donde el aumento del consumo pueda alertar de algún accidente de la persona residente.

“Este tipo de monitorización podría usarse, en caso de extender este tipo de sistemas, para conocer cómo está siendo el consumo generalizado de agua en determinados meses y así anticipar algunas medidas en caso de que se prevea algún momento de sequía durante el año”, subraya el CEO de Pandora FMS.

Organismos como el CSIC también emplean la monitorización de datos en relación con un bien como el agua. Mediante un sistema de monitorización que analiza la sequía meteorológica de todo el territorio nacional, logran dar más datos a los expertos para anticipar los fenómenos de los próximos meses.

“El monitor de sequía meteorológica aporta información en tiempo real a partir de las estaciones meteorológicas automáticas de la Red de AEMET y del SIAR. La información se actualiza cuatro veces cada mes y se puede consultar el estado de la sequía meteorológica a partir de dos índices climáticos”, se especifica en la plataforma del CSIC.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

R
Redacción RedesTelecom

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4